jueves, 27 de mayo de 2010

Escuchar a un poeta

Escuchar a un poeta, a un buen poeta, es como llegar al cielo. El tiempo se extiende como una eternidad y no querrías que acabase nunca.
De camino a mi casa un sinfín de rimas y de canciones me surgían acompañándome los pasos.
Cuando se es poeta, como me he sentido mientras escuchaba a este señor creía volar a diez centímetros del suelo.

1 comentarios:

Ariola dijo...

¿Sabes qué hay más hermoso que escuchar a un poeta?
Escribirle a otro que entiende de versos y sentimientos,
que aporta todo el corazón en cada palabra, en cada letra.

Publicar un comentario