domingo, 9 de mayo de 2010

Un versillo para mi nieto Alonso

Cuando mi nieto era muy pequeño le costaba mucho echar a hablar. Su nombre lo decía de manera que habría que haber inventado una letra nueva puesto que ninguna sonaba a su nombre. Claro, como su abuela que soy, a mí me encantaba escucharlo. De aquel tiempo es este pequeño versillo que le escribí:

Me tiene enamorada este pequeño
tan dulce, tan risueño,
tan lleno de energía,
tan lleno de alegría.

Gracioso, mandoncete,
inventor de sonidos,
creador de consonantes.

Ese es mi nieto Alonso,
mi hombre de La Mancha.
Para estar a su lado
yo soy su Sancho Panza.

1 comentarios:

Ariola dijo...

Yo creo que va para músico porque todas aquellas consonantes nuevas que inventaba tenían musicalidad...

Publicar un comentario